Dão Agro tiene como su preocupación, la excelencia en la ejecución, y por eso adopta el código de buenas prácticas en la explotación ovina, un documento emitido por la CAP en 2009. Este documento ha sido reconocido como Código Nacional por las autoridades competentes, y trata del cumplimiento de una lista de procedimientos en: Por lo que se refiere a la sanidad, Dão Agro cumple la legislación nacional y comunitaria y es detentora del más elevado estatuto sanitario, B4 T3 L4. Además cumple con un restricto programa de vacunas en relación al IBR / DVB, así como el serotipo 1 y 8 de la Lengua Azul

La explotación está debidamente autorizada, en conformidad con la legislación vigente.